Fotodepilación Madrid

Fotodepilación Madrid: ¿Qué es la fotodepilación con luz pulsada IPL? La luz pulsada intensa es un método de reducción permanente de vello que emplea una tecnología de luz …

Fotodepilación Madrid: ¿Qué es la fotodepilación con luz pulsada IPL?

La luz pulsada intensa es un método de reducción permanente de vello que emplea una tecnología de luz basada en el principio de la fototermólisis selectiva. El folículo piloso absorbe la luz que se transforma en calor sin dañar los tejidos colindantes, este calor actúa sobre el folículo y lo debilita hasta inhibir los mecanismos de crecimiento del vello.

Preguntas Frecuentes

¿Hay diferencias entre el resultado del tratamiento con láser y el de la luz pulsada?

Fotodepilación MadridAmbas se basan en la luz, pero la luz pulsada IPL es una técnica algo más moderna y versátil que el láser, ya que permite tratar una mayor tipología de pieles y de vellos. La luz pulsada IPL supone un método de reducción permanente de vello eficaz y menos doloroso que el láser.

¿Qué precauciones y cuidados debo tener cuenta?

La fotodepilación IPL carece de preparación previa, pero requiere unos cuidados mínimos antes y después de cada sesión.
No necesitas preparación previa ni cuidados especiales antes de empezar un tratamiento de fotodepilación mediante luz pulsada. Sin embargo, existen algunas precauciones que se deben tener en cuenta antes de comenzar para reducir los riesgos y maximizar la eficacia del tratamiento.
Antes de empezar con el tratamiento, una especialista en fotodepilación te aconsejará y aclarará cualquier duda que pudieras tener.

Evitar la exposición al sol.

Está estrictamente contraindicado tomar el sol de manera natural o artificial (lámparas UVA/UVB o cremas autobronceadoras) durante las cuatro sema
nas antes de una sesión y las cuatro semanas posteriores a una sesión.

No depilarse.

No depilarse con pinzas, ni cera, ni cualquier otro método que arranque el vello de raíz al menos durante las cuatro semanas previas al inicio del tratamiento y tampoco a lo largo del tratamiento entre una sesión y otra. Lo ideal es 1-2 mm de longitud del pelo para realizar cada sesión, por eso es recomendable el rasurado de la zona unos días antes de cada sesión (si bien, para la primera sesión, se recomienda una longitud suficiente para que la especialista pueda valorar fácilmente el grosor y color del vello).

No decolorar ni teñir el vello de la zona tratada en las semanas previas al inicio del tratamiento y tampoco a lo largo del tratamiento entre una sesión y otra.

¿Se puede aplicar el tratamiento en todo tipo de pieles?

Hasta ahora, la tecnología IPL permitía tratar varios tipos de piel y de vello, siendo los tratamientos más eficaces los realizados en vellos oscuros y pieles poco pigmentadas, y siendo poco eficaces, o incluso no pudiendo tratarse, los vellos más claros y las pieles muy pigmentadas.
Con los equipos de última generación de La
Estheticien: Fotodepilación Madrid podemos fotodepilar pieles claras y también pieles oscuras, así como tratar todo tipo de vello.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Para que el tratamiento sea eficaz y obtengamos unos resultados óptimos, el número de sesiones que necesitamos puede oscilar entre seis y once.
La duración del tratamiento dependerá del tipo de la zona a tratar, qué tan largo o corto es el ciclo de crecimiento del vello y la densidad del mismo en la zona.
Pueden también influir otras circunstancias como el metabolismo, la dieta diaria, la ingesta de ciertos medicamentos, el estado hormonal, el tipo de piel, la edad, etc.

¿Es posible un resultado definitivo?

Aunque no existe la depilación para toda la vida, con la fotodepilación mediante IPL sí es definitiva la reducción del vello. En general, entre el 80% y el 90% del vello deja de salir definitivamente. Después de un tratamiento, el poco vello que sale es más fino y débil, pudiendo aplicar algunas sesiones de fotodepilación de repaso (dependiendo de cada persona, puede ser al cabo de unos años).

¿En que situaciones no se realiza el tratamiento?

Desaconsejamos la aplicación de tratamientos con IPL, en el caso de personas que se encuentren bajo circunstancias tales como:

  • Fotodermatosis (reacción a la luz)
  • Determinados medicamentos fotosensibilizantes
  • Embarazo y lactancia
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Tatuajes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Varices
  • Otras enfermedades de la piel
  • Diabetes
  • Epilepsia

 

[easingsliderlite]